Alejados de la pandemia en Fuerteventura - Día 2

diciembre 23, 2020

Desde el primer momento teníamos claro que estas vacaciones eran sobre todo para descansar y desconectar por el año que llevábamos y por el año en el que hemos entrado que a corto plazo no parece muy halagüeño. Así que por las mañanas las dedicamos a aprovechar las diferentes actividades que nos ofrecía el hotel. Por lo tanto, después de un desayuno potente, y a la espera de que se diera la hora del tiro con arco en el que los chicos habían reservado para probar, nos fuimos a jugar al billar porque la mañana se había levantado con aire y no nos apetecía darnos un baño. 



11:30, hora de probar suerte en el tiro con arco. A pesar de la dificultad, los chicos le cogieron enseguida el gusto, tanto que en los dos días siguientes también repitieron aunque en ese caso a las 10:30  para poder aprovechar la mañana con otras actividades. El monitor era alemán pero muy simpático y con un gran sentido del humor y a pesar de no hablar bien español, hizo todo lo posible por hacerse entender. 







Después del tiro con arco, dimos una vuelta por las instalaciones, estuvimos viendo cómo reservar la pista de tenis para ese día pero ya estaba todo lleno. La verdad es que de las actividades fue la más complicada de reservar y bueno, pues de nuevo, echamos en falta mayor información al respecto sobre cómo hacer las reservas y demás. 

Nos acercamos al gimnasio que tenía algunas máquinas, pero por desgracia las dos de andar estaban rotas. Los chicos se dedicaron a hacer algo de pesas y papi y mami hicimos algo de bicicleta. 








Después de una copiosa comida, cogimos el coche y nos dirigimos al pueblo de Lajares porque nuestra intención era acercarnos al volcán Calderón Hondo y llegar hasta su cima. Sin embargo, cuando llegamos al pueblo entramos en un supermercado para comprar agua y el dependiente nos comentó que se nos iba a hacer de noche en medio del recorrido, no habíamos caído en que en Canarias anochece más pronto por el cambio de hora. De todas formas, seguimos las indicaciones y al llegar al campo de fútbol, giramos a la izquierda hasta llegar al comienzo de la senda. Con los nervios fuimos directos a la montaña que teníamos delante a pesar de que los letreros nos indicaban que teníamos que coger el camino de la derecha, así que tomamos el de la izquierda e hicimos un recorrido hasta que las cosas empezaron a ponerse complicadas, muy cuesta arriba, y viendo que empezaba a anochecer, decidimos volver sobre nuestros pasos hasta el coche. De todas formas, os dejo unas cuantas fotos porque el paseo nos resultó muy agradable y una forma de entrar en contacto con la naturaleza y con el paisaje volcánico de Fuerteventura. 













Es más que probable que nos confundiéramos pero lo importante era poder disfrutar del buen tiempo, del paisaje y hacer algo de ejercicio que nos esperaba una cena en el hotel con esos postres que difícilmente olvidaremos.


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

0 comentarios

Principios y normas de participación:

El Blog Los Viajes de Dora quiere favorecer la participación de todas las personas a través de sus comentarios, siempre bajo una exigencia de calidad que excluye insultos, descalificaciones y consideraciones no relacionadas con el tema en cuestión.

1) Son bienvenidos todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y la cali-
dad de este Blog.

2) La discrepancia y el contraste de pareceres son elementos básicos del debate. Los insul-
tos, ataques personales, descalificaciones o cualquier expresión o contenido que se aleje de los cauces correctos de discusión no tienen cabida en este Blog.

3) La política de moderación garantizará que sea acorde con los principios de pluralidad y -
respeto. No se tolerarán opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que se consideren inaceptables.

4) Los mensajes publicitarios o sobre cuestiones no relacionadas con el tema de la entrada del Blog serán rechazados.

5) El Blog Los Viajes de Dora se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere
inadecuados.