Calton Hill en Edimburgo

agosto 11, 2018

En el extremo oriental de Princes Street se eleva Calton Hill, una colina de origen volcánico repleta de monumentos clásicos que se ha ganado el sobrenombre de la acrópolis de Edimburgo. Las 9 hectáreas de CAlton Hill se abandonaron ene l momento de la construcción de New Town, la ciudad nueva. El lugar se remodeló a partir de 1815, cuando el barranco situado al este de Princes Street se pudo atravesar gracias al Regent Bridge. 

Hoy en día también se la conoce como la colina de la vergüenza y os explicamos por qué. 

El monumento más sorprendente de esta colina es el National Monument, un pórtico único con 12 columnas que rinde homenaje a los escoceses caídos durante las guerras napoleónicas. Debía ser una fiel réplica del Partenón ateniense, pero su construcción se detuvo por falta de fondos. Primera vergüenza. 




Otro de los monumentos de la colina es el monumento a Nelson, una torre circular de 32 metros de altura dedicada a la victoria de Trafalgar. Uno de nuestros valientes viajeros, se atrevió a subir a lo más alto. El monumento también sirvió de faro para los marineros, claro que con las nieblas de Edimburgo poca utilidad se le dio como faro. Segunda vergüenza. 




También te llamará la atención un templo griego circular diseñado por Playfair, que rinde homenaje al profesor de filosofía moral Dugald Stewart. 

     

Y el resto de edificios que vas a ver en la colina forman parte del observatorio astronómico de la ciudad antes de ser trasladado a Blackford Hill. El primero lo erigió en el siglo XVIII James Craig y el segundo, con una cúpula es obra de Playfair. 



¿Observatorio?. Mira al cielo de Edimburgo y te darás cuenta de que no estrellas no vas a ver muchas y eso que era verano. Tercera vergüenza.  Según nos contó la guía del tour de fantasmas, los edificios del observatorio estaban en obras porque iban a abrir un restaurante. ¿Será la cuarta vergüenza? Esperemos que no. Sea como sea, lo que desde luego no podéis dejar de pasar por alto en vuestra visita a Edimburgo, son las impresionantes vistas desde la colina de toda la ciudad, desde Princes Street y la ciudad nueva, Castle Hill, el castillo, la iglesia de Canongate y Holyroodhouse con Arthur's Seat y el puerto de Leith.










Vergüenza o no, la verdad es que nos encantó el lugar y además tuvimos la fortuna de que el día estaba relativamente claro y no nos llovió. 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

1 comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Principios y normas de participación:

El Blog Los Viajes de Dora quiere favorecer la participación de todas las personas a través de sus comentarios, siempre bajo una exigencia de calidad que excluye insultos, descalificaciones y consideraciones no relacionadas con el tema en cuestión.

1) Son bienvenidos todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y la cali-
dad de este Blog.

2) La discrepancia y el contraste de pareceres son elementos básicos del debate. Los insul-
tos, ataques personales, descalificaciones o cualquier expresión o contenido que se aleje de los cauces correctos de discusión no tienen cabida en este Blog.

3) La política de moderación garantizará que sea acorde con los principios de pluralidad y -
respeto. No se tolerarán opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que se consideren inaceptables.

4) Los mensajes publicitarios o sobre cuestiones no relacionadas con el tema de la entrada del Blog serán rechazados.

5) El Blog Los Viajes de Dora se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere
inadecuados.