Visita a Berlanga de Duero

agosto 29, 2014

A finales del mes de Agosto de 2014, a modo de despedida de las vacaciones, nos acercamos un día a la localidad de Berlanga de Duero en la provincia de Soria para dar nuestro famoso paseo cultural por la villa y de paso visitar algunas de las iglesias románicas de los alrededores que abrían en ese mes gracias a la iniciativa de la Comunidad de Castilla y León: Abrimos en verano.

Situada en la hoz del río Escalote, Berlanga de Duero se extiende a los pies de su castillo.

Nada se sabe del asentamiento romano, ya que las primeras noticias documentales son de época medieval cuando era sucesivamente destruida y reedificada durante la reconquista.

Alfonso VI se la entregó al Cid, pero fue Alfonso I de Aragón quien la gana y repuebla definitivamente.

De esta etapa histórica sólo se conservan las murallas y la Puerta de Aguilera. El flanco derecho de la Puerta de Aguilera, con su almena incluida, es una reconstrucción reciente, realizada por la Escuela Taller. El arco de entrada es gótico, pero las dos columnas y venera que hay encima apuntan al renacimiento. El blasón se encuentra picado, por lo que no se puede apreciar signo alguno de armas nobiliarias. Tal circunstancia reaparece en otros escudos palaciegos, quizás debido a que, en un momento determinado histórico, cayera en desgracia el noble que tuviera tales armas blasonadas en su escudo familiar.

      

Callejeando desde esta puerta se llega a la castellana Plaza Mayor, donde se han encontrado interesantes restos de una necrópolis medieval.













La Villa, cuyo carácter queda ratificado por el Rollo Gótico, tuvo varios señores, pero su auge definitivo lo alcanza con la unión por matrimonio de la familia Tovar con el Duque de Frías, a los que se les concedió en 1529 el título de Marqueses de Berlanga.


Bajo su mecenazgo se realizarán los edificios más emblemáticos e importantes de la villa.

La construcción de la Colegiata en tan sólo cuatro años vino condicionada por la destrucción previa de las múltiples parroquias románicas que eran imposibles de mantener.

El templo es de planta de de salón, de tres naves de igual altura, separadas por anchas columnas de fuste liso de gran fortaleza.





 






En uno de los muros permanece colgado un cocodrilo disecado que fue traido a Berlanga por Fray Tomas desde las Islas Galápagos descubiertas por él.


En el interior del templo está enterrado el hijo más ilustre de la villa, Fray Tomás de Berlanga.

También en esa etapa se construyó el Convento de las Religiosas Concepcionistas y la Ermita de la Soledad.

En el Convento destaca su tímpano con el Pantócrator.






La Ermita de la Soledad. De acuerdo con su condición de ermita humilladero, la de la Soledad es una pequeña, aunque bien proporcionada dependencia, de planta cuadrangular, levantada a la salida del pueblo.

Esta ermita debió de construirse en el segundo cuarto del s. XVI.


Los marqueses también acogieron proyectos de carácter civil, como la reforma del castillo y la construcción del Palacio Renacentista y del Hospital.

En la falda del Castillo aparece la fachada principal del que fue suntuoso palacio de los Marqueses de Berlanga y despues antiguo hospital de la localidad. Posada de reyes y nobles, el palacio fue incendiado por las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia. Impresionantes debían de ser los jardines renacentistas, que fueron dignos de admiración, por parte de las personalidades que visitaban la casa, entre ellos Felipe V, Isabel de Valois o San Francisco de Borja.










El Hospital se encuentra al lado de la ermita de la Virgen de las Torres que se sitúa frente a la Puerta de Aguilera, una de las que cerraba la villa. Fue la capilla del hospital de San Antonio, anejo a ella y mandado edificar por los condestables de Castilla, duques de Frías y marqueses de Berlanga, señores que fueron de la villa berlanguesa hasta la abolición de los señoríos. El retablo es barroco y sirve de marco a la imagen policromada, sedente, con niño en brazos.











Sin duda, el monumento más destacable en la localidad de Berlanga de Duero es su castillo, desde el cual podréis admirar unas preciosas vistas de toda la villa.

La visita la hicimos guiada y la verdad es que resultó muy didáctica e interesante. En la Oficina de Turismo de la villa, que se encuentra ubicada en el Palacio, te informan de los horarios de las mismas.

Historia


En el siglo X, los musulmanes levantaron una fortaleza para el control de la frontera del Duero. En el año 1059 fue reconquistada por Fernando I el Magno. Don Tello, hijo de Alfonso XI, la donó a su amante. En el año 1528 fue heredada por Don Íñigo de Tovar, primer marqués de Berlanga. A partir del siglo XVI, sirvió de prisión a distintos personajes nobles como los hijos de Francisco I de Francia.

Descripción

Una de las fortalezas más espectaculares de la provincia por la longitud y solidez de su muralla rodeando una esbelta torre del homenaje. El actual castillo fue construido en el siglo XV, sobre los anteriores de origen musulmán y cristiano. Consta de dos recintos, uno interior y más antiguo, en el que destaca la Torre del Homenaje. El exterior, obra del italiano Benedetto de Ravena, fue edificado a principios del XVI. Sus achatados torreones cilíndricos estaban ya concebidos para la defensa y el ataque con artillería.

Se conservan restos de dos cercas, la primera rodea la falda del castillo y arropaba la villa vieja. De ésta se ven grandes paños muy bien conservados y la puerta del Mercado, junto al Palacio. La segunda cerca rodeaba la villa nueva y de ésta se conserva la Puerta de Aguilera. A principios del siglo XX se demolieron otras dos puertas: la de La Hoz y las Portonas.
Os dejo unas cuantas fotos del Castillo.











 





 



 



 


Y para terminar nuestro paseo por Berlanga de Duero, os dejo también unas cuantas imágenes de las calles, de la muralla y de los restos del acueducto, así como de la estatua de Fray Tomás de Berlanga que se encuentra en la Plaza del Mercado de esta preciosa villa medieval en la provincia de Soria.







 

 



 



 



TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

0 comentarios

Principios y normas de participación:

El Blog Los Viajes de Dora quiere favorecer la participación de todas las personas a través de sus comentarios, siempre bajo una exigencia de calidad que excluye insultos, descalificaciones y consideraciones no relacionadas con el tema en cuestión.

1) Son bienvenidos todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y la cali-
dad de este Blog.

2) La discrepancia y el contraste de pareceres son elementos básicos del debate. Los insul-
tos, ataques personales, descalificaciones o cualquier expresión o contenido que se aleje de los cauces correctos de discusión no tienen cabida en este Blog.

3) La política de moderación garantizará que sea acorde con los principios de pluralidad y -
respeto. No se tolerarán opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que se consideren inaceptables.

4) Los mensajes publicitarios o sobre cuestiones no relacionadas con el tema de la entrada del Blog serán rechazados.

5) El Blog Los Viajes de Dora se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere
inadecuados.