Visita a Peñafiel

mayo 02, 2013

Aprovechando el Puente de Mayo, nos acercamos en uno de los días festivos de los que disponíamos, a la localidad de Peñafiel en la provincia de Valladolid.

Su origen se remonta a culturas prehistóricas —existen restos de asentamientos vacceos en los alrededores—, aunque es durante la Reconquista cuando se asienta un núcleo urbano al pie del cerro que domina el castillo. A principios del siglo X Penna Fidele se erige como plaza fuerte del Condado de Monzón frente a Al Andalus, pasando a depender a finales de siglo del condado de Castilla. Con Sancho García, adquiere una posición privilegiada al albergar un castillo de frontera.

El gran señor de la villa es el infante Don Juan Manuel (1282-1348),señor, duque y príncipe de Villena y sobrino del rey Alfonso X el Sabio. Don Juan Manuel elige Peñafiel como el lugar preferido de todos sus estados repartidos por varios lugares de la geografía española.

La ilustre villa de Peñafiel contó --desde su fundación en el año 1013-- con una verdadera historia, vinculada al proceso artístico y social. Albergó un gran número de edificios civiles y religiosos de gran importancia. Desde la etapa medieval, Peñafiel llegó a reunir un total de 18 Iglesias, así como los tres Conventos (Dos de frailes y Uno de Monjas). Aparte, también de las seis Ermitas documentadas, dos de ellas conservadas; fruto de la gran religiosidad de las gentes del lugar y la época.

Nada más llegar encontramos aparcamiento sin dificultad, excepto el centro histórico, se puede aparcar en las afueras sin grandes problemas y hablando de una localidad como Peñafiel las distancias son totalmente asumibles, además para los fines de semana dispone de un aparcamiento en el Parque de San Vicente lo suficientemente grande como para poder aparcar incluso en época de máxima afluencia de visitantes. Mi más sincera enhorabuena por esta iniciativa que facilita el turismo en la propia localidad facilitando un lugar para aparcar sin problemas. cheers cheers


Nuestro primer destino fue la Plaza del Coso, en la que se encuentra la Oficina de Turismo en una de las casas de la plaza, en cuya planta superior se encuentra el Aula de Arqueología "Pintia" y Cosovisión.

La plaza del Coso, de origen medieval, se trata de un espacio público creado desde su origen para celebrar los festejos taurinos. Se la denomina tradicionalmente El Corro de los Toros.

Cuenta la plaza con un total de 48 edificios, que rodean un espacio triangular teniendo dos únicos accesos.

La singularidad de esta plaza es la decoración superior en madera de sus edificios, denominada guardamalleta, así como el Derecho de Vistas o Servidumbre de Balcón.

Hay dos momentos del año, en que este espacio público adquiere vida: la Bajada del Ángel (Domingo de Resurrección) y las fiestas patronales de Ntra. Señora y San Roque (del 14 al 18 de Agosto).












Como habéis podido constatar, las vistas desde la Plaza del Coso del famoso Castillo de Peñafiel será difícil de olvidar y guardaremos en nuestra retina por mucho tiempo.

En esta plaza se encuentra la Oficina de Turismo y en la misma el Aula de Arqueología Pintia que es un aula didáctica donde nos enseñan cómo eran las actividades cotidianas, sus calles, la necrópolis y el barrio alfarero de los Vacceos, uno de cuyos núcleos de población, Pintia, se puede visitar en la Ribera del Duero. En la oficina de turismo, nos recomendaron que visitaremos el yacimiento de Pintia en verano que es cuando están trabajando en él mismo.

De igual manera, se puede también visionar un reportaje llamado Cosovisión que nos habla de los dos momentos, antes comentados, tan especiales de la Plaza del Coso.

Nosotros no visitamos ni el Aula ni visionamos el reportaje puesto que el precio de ambos era de 2€ por persona.

De allí nos fuimos adentrando en el centro histórico para visitar la Iglesia - Convento de San Pablo puesto que en la Oficina de Turismo nos habían informado de que era más conveniente verla por la mañana pues se podía encontrar abierta, cosa que por la tarde era más complicado.

En el antiguo alcázar de Alfonso X El Sabio, el Infante Don Juan Manuel levanta en 1324 el actual convento gótico-mudéjar donde se hizo enterrar. Este emblemático monumento peñafielense fue declarado Bien de Interés Cultural en 1931 y actualmente se puede visitar de manera libre o guiada.

El exterior de este Bien de Interés Cultural destaca por la exuberancia de los arcos realizados en ladrillo, en estilo gótico mudéjar, que contrastan radicalmente con la rica decoración de la capilla funeraria de los Manuel, construida dos siglos más tarde en estilo plateresco.













En su interior destaca la Capilla Funeraria de la familia de los Manuel. La capilla presenta como motivo central una ventana de tracería gótica enmarcada por dos pilastras y un arco. Dos escudos de la familia tutelar de la capilla flanquean la ventana, uno de ellos sobre una torre semicircular, que se corresponde en el interior con una escalera de caracol sin apoyo central. Esta escalera sirve de acceso a una terraza.

La capilla funeraria de Don Juan Manuel de Villena, de estilo plateresco con reminiscencias góticas, es una pieza sobresaliente del Renacimiento español. Construida en piedra caliza muy blanca, labrada minuciosamente y conservada en muy buen estado, es uno de los atractivos de Peñafiel para los amantes del turismo cultural.










La visita es libre y el acceso es gratuito. En grupo se puede visitar el claustro pero el mínimo son 20 personas, y el precio de la visita guiada de la Plaza del Coso y del Convento son de 3€.

Una vez que terminamos la visita al castillo, volvimos a coger el coche para bajar y aparcamos en el mismo lugar que habíamos aparcado antes y nos dispusimos y a terminar nuestra visita a la villa de Peñafiel.

Nos habíamos quedado antes de la subida al castillo en el Convento de San Pablo, justo al lado se encuentra la Iglesia de San Miguel de Reoyo, que desafortunadamente no pudimos visitar en su interior, ya que sólo abre en horario de culto.

Iglesia renacentista de fines del siglo XVI sobre un primitivo templo romano del que se conserva el ábside. De piedra de tres naves con pilares y arcos de medio punto con bóvedas de arista y yeserías. Torre a los pies de piedra y dos cuerpos de ladrillo.





Tomando la calle Reoyo llegamos al Parque de la Judería desde donde pudimos hacer unas fotos del río Duratón a su paso por Peñafiel y del Convento Las Claras, hoy en día restaurado para un Hotel y Restaurante.







Y así llegamos a la Plaza de España donde se ubica el Ayuntamiento y la Iglesia de Sta. María que alberga el Museo Comarcal de Arte Sacro que también se encontraba cerrado pues sólo los sábado y los domingos por la mañana en horario de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 19:00 en invierno y de 11:00 a 14:30 y de 17:30 a 20:00 en verano.







Seguimos callejeando por el centro histórico encontrándonos con casas señoriales del siglo XVIII como la Casona de los Álvarez.




Una de las cosas que más nos llamó la atención fue una especie de chimeneas que podías ver por toda la zona cercana a la montaña. Desde el castillo, la guía nos había explicado que eran los respiradores de las bodegas para ventilarlas.




Por último llegamos a la Torre del Reloj del siglo XV, torre de la desaparecida iglesia de San Esteban. En el siglo XIX se colocó el Reloj de la Villa que se conserva.


Y con esto terminamos nuestra visita a Peñafiel, encontramos un lugar de hamburguesas y platos combinados para comer, ideal para nuestros chicos, y tras despedirnos del impresionante Castillo de la villa y de su hermosa Plaza del Coso, nos fuimos a nuestro siguiente destino: el Monasterio de Santa María de Valbuena en Valbuena de Duero.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

0 comentarios

Principios y normas de participación:

El Blog Los Viajes de Dora quiere favorecer la participación de todas las personas a través de sus comentarios, siempre bajo una exigencia de calidad que excluye insultos, descalificaciones y consideraciones no relacionadas con el tema en cuestión.

1) Son bienvenidos todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y la cali-
dad de este Blog.

2) La discrepancia y el contraste de pareceres son elementos básicos del debate. Los insul-
tos, ataques personales, descalificaciones o cualquier expresión o contenido que se aleje de los cauces correctos de discusión no tienen cabida en este Blog.

3) La política de moderación garantizará que sea acorde con los principios de pluralidad y -
respeto. No se tolerarán opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que se consideren inaceptables.

4) Los mensajes publicitarios o sobre cuestiones no relacionadas con el tema de la entrada del Blog serán rechazados.

5) El Blog Los Viajes de Dora se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere
inadecuados.