Hotel Marconi en Milán

noviembre 22, 2019

Para nuestra mini escapada de fin de semana a Milán, nos hospedamos en el Hotel Marconi, situado en la Via Fabio Filzi, 3. La principal razón por la que elegimos este hotel fue su situación, a menos de 10 minutos andando de la estación central de Milán, ya que al aterrizar en el aeropuerto de Linate, íbamos a coger uno de los autobuses exprés que te llevan hasta la ciudad y que tienen parada en la estación, de ahí que necesitáramos un hotel que estuviera situado no muy lejos de la misma, para poder ir andando. La verdad es que no fue nuestra primera elección pero tuvimos un problema con el otro hotel porque se negaron a aceptar nuestra reserva por booking, ya que la persona que había hecho la reserva (yo misma) era diferente a la persona titular de la tarjeta (mi marido) y a pesar de que nos pusimos en contacto con ellos por email y que jamás habíamos tenido ese problema, no quisieron dar por buena nuestra reserva. 

Llegamos al hotel el viernes por la noche, más tarde de lo previsto porque nuestro vuelo salió de Madrid con una hora de retraso. Afortunadamente llegamos a Milán a tiempo justo para coger el último autobús que salía del aeropuerto con destino la estación central de Milán.

Al llegar al hotel, al cual habíamos avisado de que íbamos a llegar tarde, casi a las 12 de la noche, nos dieron la habitación, en la segunda planta, la contraseña del wifi (que no iba muy bien) y nos fuimos directos a dormir porque estábamos agotados. 

Habíamos reservado una habitación doble con cama de matrimonio. La misma estaba correcta, sin grandes pretensiones, ni lujos. Ni excesivamente amplia ni pequeña. El cuarto de baño sí que era bastante grande y con todos los amenities típicos de los hoteles. 




     

Las zonas comunes, el hall, la recepción y el comedor sí eran muy amplios y como no era temporada alta, había mucha tranquilidad en el hotel. La decoración elegante y con muebles como de época. He de reconocer que cuando vi las fotos del hotel antes de llegar, me pareció que iba a ser un hotel antiguo, pero una vez allí, los muebles y la decoración no daban esa impresión. 

     









Lo que más me gustó del desayuno fue la variedad de dulces, quizás en lo caliente no había mucho donde elegir, tan solo huevos revueltos, huevos cocidos y bacon (que en realidad no era bacon, si no jamón). De dulce, un montón de diferentes tipos de croissants con distintos rellenos y tartas. También había algo de embutido, zumos, fruta, 










Como ya he comentado antes, el salón del comedor era amplio, y como había poca gente hospedada en el hotel, sobre todo el sábado que nos levantamos temprano, prácticamente desayunamos solos y no había agobio a la hora de elegir el desayuno. 

En general, el hotel no nos decepcionó pero tampoco fue una maravilla. Correcto, bien situado, habitación y desayuno normales. Lo que menos nos gustó fue que en la habitación había una luz justo encima del cuarto de baño que nos impidió dormir bien, claro que eso se puede considerar una manía personal. Si volviéramos a Milán, nos plantearíamos alojarnos en otro hotel, eso sí la zona nos gustó bastante sobre todo por la cercanía a la Estación Central y por la tranquilidad. 


TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

0 comentarios

Principios y normas de participación:

El Blog Los Viajes de Dora quiere favorecer la participación de todas las personas a través de sus comentarios, siempre bajo una exigencia de calidad que excluye insultos, descalificaciones y consideraciones no relacionadas con el tema en cuestión.

1) Son bienvenidos todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y la cali-
dad de este Blog.

2) La discrepancia y el contraste de pareceres son elementos básicos del debate. Los insul-
tos, ataques personales, descalificaciones o cualquier expresión o contenido que se aleje de los cauces correctos de discusión no tienen cabida en este Blog.

3) La política de moderación garantizará que sea acorde con los principios de pluralidad y -
respeto. No se tolerarán opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que se consideren inaceptables.

4) Los mensajes publicitarios o sobre cuestiones no relacionadas con el tema de la entrada del Blog serán rechazados.

5) El Blog Los Viajes de Dora se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere
inadecuados.