Visita a El Toboso

junio 15, 2019

Como nos gusta en este blog aprovechar una tarde primaveral, casi ya veraniega, para descubrir algún que otro lugar no muy lejos de casa y así un sábado cualquiera, libres de nuestras obligaciones como papis, salimos a dar un paseo por la localidad toledana de El Toboso, cuna de la famosa Dulcinea. 

Aparcamos sin problema en la Avenida Castilla La Mancha y empezamos a descubrir la villa siguiendo los letreros con citas del capítulo nueve de la segunda parte de El Quijote.

La primera cita se encuentra tomando la calle Antonio Machado justo frente a una caseta acondicionada para Oficina de Turismo que hoy en día se encuentra en el Museo Cervantino. 


Más adelante, nos encontramos con la segunda cita. 



Giramos por la calle García Lorca hasta llegar al pozo Gascona uno de los más grandes según nos dijeron en la Oficina de Turismo. También tenéis en la página web una ruta por los pozos de El Toboso aunque la mayoría se encuentra a las afueras de la población. 



Muy cerca se encuentran las dos siguientes citas. 




Llegamos a la Plaza de la Constitución justo frente a la cual se encuentra el Museo Convento de las Trinitarias, de monjas de clausura, por lo que no se puede visitar. Hay un museo sacro desde el cual, según nos dijeron, se puede ver el claustro, pero aunque en teoría tenía que estar abierto, ya que abren de 16:30 a 18:30, en ningún momento de los que pasamos por allí lo encontramos abierto. Donde sí pudimos entrar un momento, justo antes de volver ya al coche, fue en la iglesia, afortunadamente porque empezaban un acto litúrgico. 

Es un edificio de planta rectangular construido en el siglo XVII en estilo herreriano. 


     


El Ayuntamiento se encuentra en la misma plaza que es un agradable parque con un chiringuito para tomar algo cuando el calor lo permita. 


Nos encontramos con otra cita justo al girar hacia la calle Ramón y Cajal. 


En esta calle hay dos nuevas citas (imposible dar con la número 7: Pues guíe vuestra merced) y luego giramos por la calle Dulcinea para llegar al Museo de Humor Gráfico en donde se recogen dibujos de Mingote, Peridis, y otros humoristas relacionados con El Quijote. Para poder visitarlo se puede comprar una entrada conjunta con el Museo Cervantino pero al no dejar hacer fotos, no entramos a verlo. 




Y vio una gran torre, y con la iglesia hemos dado Sancho, 8ª y 9ª cita del Quijote. 




Al igual que Sancho y Don Quijote, llegamos a la Plaza Juan Carlos I, en donde se encuentra la iglesia parroquial de San Antonio Abad, que se comenzó a construir en 1525. Su estilo es de la última época del gótico. Sus portadas son renacentistas de finales del siglo XVI. La torre es del mismo siglo de tres cuerpos. 

La verdad es que desde el otro extremo de la plaza, la vista de toda la iglesia es muy bonita. 






La planta de la iglesia es cuadrada con tres naves iguales y la bóveda de crucería, del gótico tardío. Se apoya en grandes columnas cilíndricas con nervios que se cruzan. 

En el siglo XVI se añade el altar mayor, los laterales y varias capillas. 

Afortunadamente la iglesia estaba abierta, pues abre de 11:00 a 13:30 de martes a sábado según su página web y la entrada cuesta 2€ que incluye audio-guía. 




     






En la plaza se encuentra la 10ª cita, y tomando la calle Juan Antonio López en dirección a la casa de Dulcinea, la número 11ª y 12ª.





Las dos últimas citas, la 13ª y 14ª, nos conducen directamente la casa de Dulcinea. 



El edificio que alberga la exposición permanente es un caserón de labranza del siglo XVI, conocido como la Casa de la Torrecilla al estar coronada por una torre. Dice la tradición que fue propietaria de la casa Ana Martínez Zarco de Morales, la Dulcinea de don Quijote. 


Conserva los caracteres de la casa manchega de un hidalgo con sus diversas dependencias: molino, bodega, patios, corrales, pozos, etc. 

En su interior podemos ver diferentes enseres propios de la época como utensilios de cerámica, cestas, de hierro y cobre para la cocina, tinajas, etc...










El horario de apertura de la casa es de martes a sábado de 10:00 a 14:00 y de 15:00 a 18:30. Domingos de 10:00 a 14:00. Y el precio general es de 3€.

Justo frente a la casa se encuentra la última cita del Quijote, la nº 14.


Para terminar nuestra visita a El Toboso, nos acercamos al convento de las Clarisas, en donde compramos las famosas pelusas. Nos encanta el parque de la Glorieta García Sanchíz, un precioso rincón con la estatua del filósofo. 



     



     

De vuelta al coche, tuvimos la fortuna de encontrarnos la iglesia del Convento de las Trinitarias abierta pues estaba a punto de empezar la misa, así que no nos lo pensamos mucho, entramos e hicimos una foto. 


Y así dimos por finalizada nuestra corta escapada por El Toboso en Toledo, no sin antes despedirnos de El Quijote y su amada Dulcinea. 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

0 comentarios

Principios y normas de participación:

El Blog Los Viajes de Dora quiere favorecer la participación de todas las personas a través de sus comentarios, siempre bajo una exigencia de calidad que excluye insultos, descalificaciones y consideraciones no relacionadas con el tema en cuestión.

1) Son bienvenidos todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y la cali-
dad de este Blog.

2) La discrepancia y el contraste de pareceres son elementos básicos del debate. Los insul-
tos, ataques personales, descalificaciones o cualquier expresión o contenido que se aleje de los cauces correctos de discusión no tienen cabida en este Blog.

3) La política de moderación garantizará que sea acorde con los principios de pluralidad y -
respeto. No se tolerarán opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que se consideren inaceptables.

4) Los mensajes publicitarios o sobre cuestiones no relacionadas con el tema de la entrada del Blog serán rechazados.

5) El Blog Los Viajes de Dora se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere
inadecuados.