Museo dell'Opera del Duomo

agosto 08, 2016

En el Museo dell'Opera del Duomo se conservan obras de arte procedentes del Duomo, el Battisterio y el Campanile. Abrió sus puertas en 1891, en un edificio que desde 1291 había sido la sede de la Opera del Duomo, organismo que se encargaba del mantenimiento de la catedral. En la actualidad alberga una de las mejores colecciones de escultura de la ciudad y una gran cantidad de pinturas, piezas de plata, cerámica y manuscritos. El nuevo museo abrió sus puertas el 29 de octubre de 2015. Con esta ampliación, el museo dispone de 6000 metros cuadrados de exposición, que le permite mostrar obras restauradas que no habían sido podido ser expuestas hasta el momento. 

El espacio central del museo es la Sala de la Primera Fachada, en la que se encuentra una gran maqueta de la primera fachada de la catedral, obra de Arnolfo di Cambio y en el lado opuesto podemos encontrar las Puertas del Paraíso diseñadas por Lorenzo Ghiberti para el Baptisterio de Florencia. 



     





     


Entre todas las grandes obras expuestas destaca la Pietà di Baldini de Miguel Ángel. Se cree que el artista italiano la realizó como escultura para su propia tumba en el Duomo de Florencia. 

Realizó esta escultura en los últimos años de su vida, cuando contaba ya con más de setenta años en un momento especialmente difícil para el artista, en el que el tema de la muerta aparece insistentemente reflejado, aunque con una representación con simbología distinta a la tradicional. Realizó distintos bocetos y esculpió tres piezas distintas, siendo la Pietà di Baldini la primera de ellas. Posteriormente hace la Pietà Palestrina, que se encuentra en la Galleria della Accademia, y la Pietà Rondanini, en el Museo del Castello Sforzesco de Milán.

Al no obtener el resultado esperado, Miguel Ángel decidió destruir la escultura con un martillo, pero consiguieron detenerle antes de que la destruyera por completo. La escultura fue entonces enviada a la villa de Francesco Bandini en Roma, quien encargó su restauración a Tiberio Calcagni, aunque no se completó. Posteriormente la Pietà de Bandini fue trasladada a distintos puntos en un intento de recuperarla para la tumba de Miguel Ángel en el Duomo de Florencia, donde finalmente fue situada en el año 1722 y desde 1981 se encuentra en este museo. 




Del Baptisterio se ha conservado el magnífico altar de Giovanni, con media tonelada de plata y construido en el siglo XIV por los artistas Michelozzo, Verrocchio, Antonio del Pollaiolo y Bernardo Cennini, de estilo medio gótico medio renacentista en lo que fue una carísima obra para la época. 


También destaca la célebre talla de madera de María Magdalena de Donatello, obra que subraya el virtuosismo y variedad de estilos del escultor. De hecho, se dice que Donatello enfocó este trabajo de tantas formas distintas que es imposible encontrarle un estilo característico o reconocible. Aquí adopta un realismo inquietante: María, con su cara hundida, picada de viruela y despeinada parece sorprendentemente moderna a los ojos actuales. 



También encontramos dos coros, uno de Donatello y otro de Luca della Robbia. Ambas fueron retirados en 1688 de las entradas de las dos sacristías de la catedral con motivo de la boda del gran duque Cosme III de Médicis con Violante Beatrice de Bavaria. Los dos coros presentan retratos de niños bailando y tocando instrumentos, pero ahí acaban sus similitudes. Los niños de Luca della Robbia son criaturas alegres e inocentes, mientras que los de Donatello tienen un aspecto de pillos revoltosos. 




Hay una sala dedicada a Brunelleschi y a la construcción de la cúpula de la catedral. Entre los objetos que se muestran hay cuerdas, poleas y otros instrumentos utilizados en la construcción, algunos inventados para la ocasión por Brunelleschi, así como una máscara mortuoria del escultor y una maqueta de la linterna. 


     

      



Una de las obras que más te asombrará es la reproducción a escala 1:1 de la fachada medieval de la catedral de Florencia que fue destruida en 1587 y 15 estatuas del siglo XIV y casi setenta fragmentos que formaban parte de esta fachada. 



     


     

     




Os dejo algunas fotos más de la colección del museo.






     

Una visita que te dejará un buen sabor de boca, pero que solo os recomendamos en caso de que tengáis días suficientes como para disfrutar de la ciudad por completo. 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

0 comentarios

Principios y normas de participación:

El Blog Los Viajes de Dora quiere favorecer la participación de todas las personas a través de sus comentarios, siempre bajo una exigencia de calidad que excluye insultos, descalificaciones y consideraciones no relacionadas con el tema en cuestión.

1) Son bienvenidos todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y la cali-
dad de este Blog.

2) La discrepancia y el contraste de pareceres son elementos básicos del debate. Los insul-
tos, ataques personales, descalificaciones o cualquier expresión o contenido que se aleje de los cauces correctos de discusión no tienen cabida en este Blog.

3) La política de moderación garantizará que sea acorde con los principios de pluralidad y -
respeto. No se tolerarán opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que se consideren inaceptables.

4) Los mensajes publicitarios o sobre cuestiones no relacionadas con el tema de la entrada del Blog serán rechazados.

5) El Blog Los Viajes de Dora se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere
inadecuados.