Monasterio de Santa María de Carracedo en Carracedelo

noviembre 07, 2015

Los orígenes del monasterio se remontan al año 990, cuando el rey Bermudo II dona una finca para acoger a los monjes que huían de las incursiones de Almanzor. Aquel monasterio fue restaurado en el año 1138 por la infanta Doña Sancha, hermana del rey Alfonso XII, cediéndolo al abad Florencio y a los monjes del cercano cenobio de Santa Marina de Valverde, en Corullón. De este modo renace Carracedo. Hacia 11203 la congregración ingresará en la orden francesa del Císter, cambiando sus antiguos hábitos benedictinos por los blancos cistercienses y trocando un anterior nombre de San Salvador por el de Santa María de Carracedo. De este  modo se convierte en el siglo XIII en un monasterio rico e influyente. El siglo XIV es de crisis espiritual y económica mientras que en 1505 con la reforma del Císter hispano se inicia una nueva etapa de esplendor monacal y se van reconstruyendo y ampliando el edificio monástico.

Con la exclaustración en 1835 y la venta de sus propiedades en la Desamortización, el monasterio fue saqueado y destruido, salvándose sólo la iglesia neoclásica, las alas del Capítulo y del refectorio.

En 1928 fue declarado Monumento Nacional y en la década de los setenta se inician las primeras restauraciones por L. Menéndez Pidal.

Desde 1988, la Diputación de León ha promovido una restauración más ambiciosa en la que se han integrado un estudio histórico de José A. Balboa de Paz y una excavación arqueológica, dirigida por Fernando Miguel Hernández.







Claustro reglar. En gran parte derruido, cuya construcción con bóvedas de terceletes en ladrillo se llevó a cabo a mediados del siglo XVI.



        






Una escalera de época moderna da acceso a tres salas, del siglo XIII, a las que popularmente se las denomina "Palacio Real".

Destaca la llamada "Cocina de la Reina", a la qeu se accede a través de una puerta con tímpano que representa a la Virgen muerta, rodeada de los doce apóstoles, enmarcado por arquivolta con cinco ángeles músicos. Es una sala cuadrangular, iluminada por ventanas y óculos de fina tracería, con cuatro columnas sobre altos plintos y arcos apuntados que soportaron una armadura de madera con bóveda central ochavada y decorada con escudos y dragones.


        












Desde un mirador situado en esta sala puede verse la entrada de agua al monasterio por en acueducto. De nuevo en el claustro reglar, se encuentran dos espacios abovedados: el primero, un pasaje hacia la puerta y el segundo, el locutorio, ambos con bóveda del siglo XIII.




A través de una portada románica se accede a un espacio cuadrangular, el Capítulo, dividido por cuatro columnas, cuyos capiteles están decorados con temas vegetales y animales, y cubierto con bóvedas de crucería. Su semejanza con la sala capitular del monasterio cisterciense de Sobrado en A Coruña sugiere que su cubierta se realizó en torno a los años treinta del siglo XIII.









        




Al final del ala del Capítulo una puerta plenorromana, la puerta de monjes, da acceso a la nave sur de la primitiva iglesia medieval, de la que también se conserva la zona de los pies, donde puede comprobarse su planta de tres naves.

        

Rodeando la torre románica, llegamos a la  portada occidental de la iglesia, en la que sobresale el refinado óculo superior de estilo tardorrománico. Destaca un tránsito pavimentado con un enchinarrado renacentista.

Desde el tránsito accedemos al Claustro de la Hospedería, del siglo XVII, que tuvo dos pisos con arquerías, y que hoy sólo conserva ruinas, al norte las de la portería y el arco de la primitiva entrada al monasterio y al oeste las del lagar.






Volviendo al claustro reglar, entramos en el refectorio que acoge la actual exposición. Sus muros son medievales, pero su cubierta, de bóvedas de terceletes, corresponde a la reforma del siglo XVI.



        

Horario:
Invierno:
De martes a domingo y festivos de 10:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 18:00 horas. Lunes cerrado, incluso si es festivo.
Verano:
De martes a domingo y festivos de 10:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 20:00 horas. Lunes cerrado, incluso si es festivo.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

0 comentarios

Principios y normas de participación:

El Blog Los Viajes de Dora quiere favorecer la participación de todas las personas a través de sus comentarios, siempre bajo una exigencia de calidad que excluye insultos, descalificaciones y consideraciones no relacionadas con el tema en cuestión.

1) Son bienvenidos todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y la cali-
dad de este Blog.

2) La discrepancia y el contraste de pareceres son elementos básicos del debate. Los insul-
tos, ataques personales, descalificaciones o cualquier expresión o contenido que se aleje de los cauces correctos de discusión no tienen cabida en este Blog.

3) La política de moderación garantizará que sea acorde con los principios de pluralidad y -
respeto. No se tolerarán opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que se consideren inaceptables.

4) Los mensajes publicitarios o sobre cuestiones no relacionadas con el tema de la entrada del Blog serán rechazados.

5) El Blog Los Viajes de Dora se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere
inadecuados.