Visita a Gijón

agosto 11, 2015

En otra ocasión que visitamos el precioso reino de Asturias, nos acercamos a Oviedo, su capital.

En este viaje de Agosto 2015, como aún no habíamos conocido Gijón, nos dispusimos a patear la ciudad, sobre todo el barrio de Cimavilla.

Aparcamos en el parking de la Playa de San Lorenzo. En general solemos buscar aparcamiento gratuito lo más cerca posible del centro, pero en esta ocasión, nos decantamos por un parking de pago, y así nos evitamos callejear por la ciudad hasta volvernos locos para encontrar donde aparcar.

Nada más salir del parking, llegamos al paseo marítimo, precioso, y aunque el día se levantó nublado, y con amenaza de lluvia, la preciosa estampa de la Iglesia de San Pedro nos impactó.











Accedimos al interior de la iglesia. Aunque por dentro no es especialmente interesante pues es muy moderna ya que la antigua iglesia del siglo XV fue reconstruida tras la Guerra Civil por los arquitectos Francisco y Federico Somolinos.







 

De camino a la iglesia pasamos por la capilla de San Lorenzo, Torre de los Jove-Hevia y la Antigua Pescadería Municipal.




Las termas se hallan ubicadas en la falda del cerro de Santa Catalina, donde se fundó la ciudad romana que daría origen a Gijón, uno de los puertos romanos más importantes en la ruta marítima del mar Cantábrico.

La recuperación de estas estructuras, entre los años 1990 y 1994, por un equipo dirigido por las arqueólogas Carmen Fernández Ochoa y Paloma García Díaz, ha facilitado datos inéditos sobre el edificio y ha permitido realizar una nueva interpretación de sus restos, conocidos y parcialmente excavados ya en 1903 por los eruditos gijonenses Calixto Alvargonzález y Julio Somoza.

Las termas de Campo Valdés eran de uso público y tuvieron varias fases constructivas.

El primer edificio termal, de orientación norte-sur, estaba formado por una sucesión de ambientes fríos y cálidos siguiendo un eje axial o lineal y un plan de circulación retrógado.

La fecha atribuible a este complejo se sitúa entre finales del siglo I y el primer tercio del siglo II d. de C. Un largo pasillo marca el eje en el que se disponen ortogonalmente las diversas dependencias del conjunto. Desde este corredor se accedía a una habitación cuadrangular de ambiente cálido, con restos de un hipocausto y quizá de un horno, perdido a causa de alteraciones modernas. Se ha interpretado esta estancia como vestuario que estaba conectado con la sala fría.

Desde esta sala, el usuario entraba en otra sala calefactada que funcionaba como sala templada. Al fondo de la estancia se conserva el horno.

El recorrido termal finalizaba en el caldarium, estancia que albergaría una piscina de agua caliente.

Sobre este primer proyecto se produjo una reforma que añadió un nuevo ambiente cálido. Y a partir del primer tercio del siglo II d. de C., se acometió una reforma que supuso una ampliación del complejo en dirección este. Se añadió una serie de ambientes de forma cuadrangular de los que se han podido documentar un total de cinco estancias. Este nuevo proyecto presenta como característica la decoración de las nuevas habitaciones con pinturas de tipo geométrico y vegetal, cuyos zócalos se conservan in situ.

Estas termas eran mayores de lo que hoy vemos, pues bajo los cimientos de la iglesia de San Pedro se ocultan importantes restos arqueológicos pertenecientes al complejo termal.

 





















 



Durante el Bajo Imperio la ciudad se dota de una potente muralla que bordea las termas por el oeste y el sur.

Durante la Edad Media, la zona se convirtió en lugar de culto y necrópolis.


Horario de las termas

De martes a viernes de 9_30 a 14:00 y de 17:00 a 19:30

Sábados, domingos y festivos de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 19:30

Tarifas

Entrada general a un museo 2,50€

Bono de entrada a tres museos 3,00€

Bono de entrada a cinco museos 4,00€

Nosotros nos decantamos por la entrada a tres museos pues también teníamos la intención de visitar la Villa Romana de Veranes.

Desde las termas, nos acercamos a la Plaza Mayor en donde se encuentra la Casa Consistorial o Ayuntamiento.


Al estar en fiestas, había en medio de la Plaza Mayor un escenario que dificultaba la visión de los soportales de la Plaza y de sus edificios. Una pena. SadSad








Y de allí a la Plaza del Marqués en donde encontramos unos cuantos monumentos interesantes, como por ejemplo el Palacio de Revillagigedo. Está compuesto por dos torres almenadas de cuatro alturas, una más antigua (derecha según se mira la fachada) y la otra construida para mantener la simetría, y un cuerpo central de tres alturas que une las torres y que realza la fachada. Contrasta en el palacio la austeridad y solidez de las torres con la abundancia decorativa del centro.




Justo detrás la Colegiata de San Juan Bautista. También de estilo barroco, sigue la misma ornamentación y diseño que el resto de las edificaciones. Actualmente solo se abre para exposiciones o conciertos, por lo que no pudimos acceder a su interior.






Preciosas desde este punto las vistas del puerto.








Y subiendo por la calle Oscar Olavarria nos adentramos en el llamado Barrio Cimavilla.

En primer lugar en nuestro paseo por el Barrio Cimavilla, empezó en la Capilla de la Soledad, que se levantó en 1674 por iniciativa de Antonia Valdés Llanos, bajo la advocación de Nuestra Señora de la Asunción. Hoy es sede de la Cofradía de Pescadores de Gijón, la cual conserva la tradición del antiguo gremio de mareantes.




Y de allí nos encaminamos al Parque del Cerro de Santa Catalina, pasando por la Antigua Fábrica de Tabacos.


Preciosas las vistas de Gijón desde el parque.


Seguimos ascendiendo pasando por la Batería Alta de Sta. Catalina del primer tercio del siglo XX.




Hasta llegar a la escultura de Chillida, Elogio del Horizonte de 1990.




Al bajar de nuevo del parque volvimos a pasar por el lateral de la Iglesia de San Pedro.


De allí pasamos por el Palacio Valdés. Palacio de tipología clásica en Asturias, con cuerpo central entre dos torres.


Y de allí a la Plaza Jovellanos en donde se encuentra ubicado el Museo Casa Natal de Jovellanos. Este museo abrió sus puertas el 6 de agosto de 1971, con la colección artística municipal, hasta entonces expuesta en la planta baja del Antiguo Instituto Jovellanos.




En el piso principal, coincidiendo aproximadamente con la zona que ocupó Jovellanos como mayorazgo, se exponen piezas relacionadas con su vida, parte del mobiliario original de la casa y obras pictóricas de su colección.




En el resto de las salas se presenta una selección del rico patrimonio artístico conservado en el Museo, formado por más de tres mil piezas inventariadas, entre las que destacan los fondos pertenecientes al arte asturiano de finales del siglo XIX y siglo XX.










Horario de apertura:

Martes a viernes: 9.30-14.00 y 17.00-19.30 h
Sábados, domingos y festivos: 10.00-14.00 y 17.00-19.30 h

Entrada gratuita.

Justo al lado del Museo Jovellanos, se encuentra la Capilla de los Remedios.




Ya con el día más claro y sin tantas nubes ni amenaza de lluvia, volvimos a pasear por el puerto. Precioso ahora el Palacio de Revillagigedo.


Y la impresionante estatua de Don Pelayo en la la Plaza del Marqués.




Iba ya llegando nuestra hora de despedirnos de Gijón, aunque aún nos quedaría una mañana para contemplar la Universidad Popular. De camino al aparcamiento de la Playa de San Lorenzo, pudimos ver cómo la marea había subido de tal manera que la playa ya no existía.









TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

0 comentarios

Principios y normas de participación:

El Blog Los Viajes de Dora quiere favorecer la participación de todas las personas a través de sus comentarios, siempre bajo una exigencia de calidad que excluye insultos, descalificaciones y consideraciones no relacionadas con el tema en cuestión.

1) Son bienvenidos todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y la cali-
dad de este Blog.

2) La discrepancia y el contraste de pareceres son elementos básicos del debate. Los insul-
tos, ataques personales, descalificaciones o cualquier expresión o contenido que se aleje de los cauces correctos de discusión no tienen cabida en este Blog.

3) La política de moderación garantizará que sea acorde con los principios de pluralidad y -
respeto. No se tolerarán opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que se consideren inaceptables.

4) Los mensajes publicitarios o sobre cuestiones no relacionadas con el tema de la entrada del Blog serán rechazados.

5) El Blog Los Viajes de Dora se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere
inadecuados.