Visita a Comillas

agosto 07, 2015

Comillas está situada en la costa occidental de Cantabria, a 48 kilómetros de Santander, y es una de las localidades turísticas más importantes de la región.

Declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1985, esta villa es conocida con el apelativo de "Villa de los Arzobispos", porque durante los siglos XVII y XVIII nacieron en ella cinco prelados que ocuparon importantes diócesis.

Esta histórica aldea de pescadores vivió su principal transformación a partir de finales del siglo XVIII, cuando se instaló en ella la ilustre institución docente Real Seminario Cántabro, y sobre todo, a partir de mediados del siglo XIX, con Antonio López y López, primer Marqués de Comillas. Emprendedor naviero, banquero e industrial, alcanzó una posición muy relevante en la España de su época, fue senador y logró atraer a la villa al propio rey Alfonso XII para su veraneo.

Bajo el impulso de López, Comillas, con su gran playa donde tomar los baños de ola, se convirtió en el segundo destino turístico después de Santander, y en corte de verano, atrayendo a numerosas personalidades del entorno político nacional que adquirieron o construyeron segundas residencias, quintas de recreo de época modernista que constituyen hoy el tesoro patrimonial de la villa, entremezcladas con la típica arquitectura montañesa. Algunos de los más notables edificios de la villa fueron promovidos personalmente por el marqués, como su residencia del Palacio de Sobrellano, el panteón adjunto y la Universidad Pontificia que preside el paisaje comillano o por sus allegados y parientes.

Esta excepcional concentración de edificios neogótico-mudéjares de finales del XIX convive con un hermosísimo casco histórico del más puro estilo montañés, con sus típicas calles empedradas y casonas de piedra con grandes escudos.

Junto a todos estos atractivos Comillas ofrece un ambiente animado y una rica oferta gastronómica, basada tanto en pescados y mariscos como en carnes y productos de la huerta. Comillas es también el enclave favorito de los aficionados al golf, con muy cercanos como el de Rovacías y el de Santa Marina, en el próximo municipio de San Vicente de la Barquera.

A la belleza de la villa se suma la del entorno paisajístico de sus alrededores, destacando el Parque Natural de Oyambre, la ría de La Rabia y la reserva forestal del Monte Corona.

Por todo ello consideramos a Comillas uno de los pueblos más bonitos de España.
Su construcción comienza en 1883 y finaliza completamente en 1946.

Acceso

Desde la Carretera Comillas-San Vicente de la Barquera se accede, a través de una desviación, a la vía de acceso al complejo. Desde la Universidad se domina todo el casco urbano de Comillas.

Puerta de la Universidad Pontificia

Puerta de acceso a la finca de la Cardosa, donde se encuentra el Seminario. En la portalada se mezclan armoniosamente el ladrillo, la cerámica vidriada con reflejos metálicos y piedras labradas en el escudo, donde aparecen la tiara y las llaves pontificias junto con el anagrama jesuítico JHS. Portando el escudo aparecen dos niños-pajes, con influencias del estilo gótico, ataviados con ricos ropajes en los que se inscribe el año inaugural 1892, y el Papa al que se le ofreció la propiedad del Seminario, León XIII. A los pies de los pajes, dos figuras grotescas de influencia oriental, el arco coronado con reminiscencias medievales y alusiones a arquitecturas exóticas. 


     
Se puede acceder a la finca andando o en coche. El acceso en vehículo cuesta 2€.

Según te vas acercando al edificio, enseguida te das cuenta de su grandiosidad.




Universidad Pontificia

En lo alto de la Cardosa se divisa el edificio que el Marqués Antonio López y López quiso hacer para la formación de jóvenes sacerdotes. Se coloca la primera piedra el 20 de mayo de 1883, unos meses después de la muerte del Marqués y su hijo Claudio asume el compromiso de continuar con la obra. Fue realizada por Joan Martorell y dirigida por Cristóbal Cascante y Lluis Doménech i Montaner. Es un edificio rectangular de tres pisos con patios interiores y entre ellos se eleva la iglesia pública, decorada en su parte exterior con azulejos de color y botones cilíndricos con reflejos dorados.


Su estilo es neogótico-mudéjar modernista.

El edificio solo se puede visitar de forma guiada. El recorrido se inicia en la Puerta de las Virtudes, una obra fastuosa diseñada por el arquitecto catalán Lluis Domenech i Montaner. Cada figura femenina aparece etiquetada con una virtud y son la largueza, castidad, prudencia, diligencia, caridad y templanza.
    



En su interior en primer lugar se visita el vestíbulo, con sus arcadas, zócalos y esculturas. El arquitecto quiso eliminar todas las paredes haciendo el espacio diáfano y sus compañeros le dijeron que eso era tan difícil como que unos ratones le pongan el cascabel al gato. Al conseguir su objetivo y para dejar constancia de su logro y su buen humor, colocó las esculturas de unos ratones y cuatro cascabeles. 








A continuación, la visita continúa en la primera planta a la que se accede por una espectacular escalera. A destacar los lienzos en la pared, y el techo de madera de Alfons Juyol, que representa el arca de Noé invertida, con una serie de animales fantásticos.



     






De la planta primera, la única estancia que se visita es el Paraninfo con su magnífica balconada.








De nuevo en la planta baja se visita el claustro bajo el cual se ubica el antiguo aljibe. Desde el mismo, se puede ver la torre de la iglesia.



No perdáis desde luego la oportunidad de visitar este bellísimo edificio. 


Otro de los lugares realmente mágicos de Comillas, es el cementerio gótico, situado en una colina frente al mar. Está enclavado dentro de unas ruinas góticas de una antigua iglesia de la Villa que aun conserva algunas arcadas ojivales y algún tramo de muro de sillería. 



El acceso se realiza por el elemento en sí del cementerio que fue declarado BIC, una fachada monumental que está cubierta por un arco de medio punto redondo, ubicado bajo un tejado de dos aguas. Bajo el mismo, se halla la puerta de entrada, de hierro forjado.



El camposanto está delimitado por un muro de piedra, que está rematado por todo tipo de pináculos decorados con cruces. Éstos siguen los desniveles del promontorio en el que se ubica el cementerio.





Los mausoleos han sido diseñados por Domènech i Montaner, y esculpidos por Llimona. De entre todos ellos, el más destacado es el perteneciente a la familia Piélagos. Aunque sin lugar a dudas la figura más representativa del cementerio es el "Ángel Exterminador" de Llimona.


Es el primer edificio modernista que se construye en Comillas, situado en los jardines de Sobrellano, con un estilo neogótico, obra de Joan Martorell.




En 1878 se coloca la primera piedra y la construcción empieza en 1880 concluyendo un año después. Está realizada totalmente en piedra de sillería labrada, su fachada principal termina en una torre alta y fina.

En su decoración interior destacan las vidrieras, los primeros muebles diseñados por Gaudí y los panteones de los autores como Joseph Llimona o los hermanos Vallmitjana. En su conjunto es como una catedral en miniatura.










 

También se visita de forma guiada. Pero como habéis podido comprobar, se pueden hacer fotos sin problema. Impresionante igualmente.

Visto el Comillas modernista, queda el centro urbano de la villa, donde encontramos, entre las casonas solariegas con escudos, típicamente cántabras, detalles modernistas como la fuente de los Tres Caños o la portada del Moro. 


También se ubica aquí la Iglesia de San Cristóbal, que se empezó a construir en 1648 y en ella se venera al Cristo de Amparo , patrón de los pescadores, muy honrado por el pueblo. 





En la misma plaza se encuentra el Ayuntamiento Viejo. Se construyó hacia 1775 sobre las ruinas de la ermita de S. Juan y antiguo Hospital de peregrinos. Sigue el esquema de soportal con arcos macizos de sillería de medio punto, los cuales amparan un amplio portal que se haya a disposición del pueblo y un piso noble con puerta-ventana abierta a un balcón corrido, apoyado en un gran antepecho.



A su lado está la plaza del Corro de Campíos, que se caracteriza por su ambiente de cafeterías y restaurantes, muy concurridos en verano.




Y como ya hemos comentado, todo el centro histórico se encuentra salpicado de preciosas casas solariegas con sus escudos.







Otro lugar a destacar es la Casa Ocejo, casa de tipo indiano adquirida por Antonio López y López, primer Marqués de Comillas, para su madre y utilizada por la familia para los meses de verano, en la que se hospeda Alfonso XII invitado por el marqués.


Por último, aunque no esté situado en el Centro Histórico, cabe mencionar la Estatua del Marqués, homenaje que el pueblo de Comillas quiso hacer en 1889 a Antonio López por el gran beneficio que trajo al pueblo. La estatua se elevó sobre una loma, avisando al mar, como si el Marqués esperase un barco de su Compañía Transatlántica, acompañado por unas estatuas de unas imágenes de mujeres, hoy desaparecidas, recuerdo de sus viajes por Las Filipinas o por las Antillas.


Y de paso que visitas esta hermosa villa, vamos a darnos un baño en su preciosa playa.


Comillas bien se merece estar incluida en nuestra personal lista de Los pueblos más bonitos de España.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

0 comentarios

Principios y normas de participación:

El Blog Los Viajes de Dora quiere favorecer la participación de todas las personas a través de sus comentarios, siempre bajo una exigencia de calidad que excluye insultos, descalificaciones y consideraciones no relacionadas con el tema en cuestión.

1) Son bienvenidos todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y la cali-
dad de este Blog.

2) La discrepancia y el contraste de pareceres son elementos básicos del debate. Los insul-
tos, ataques personales, descalificaciones o cualquier expresión o contenido que se aleje de los cauces correctos de discusión no tienen cabida en este Blog.

3) La política de moderación garantizará que sea acorde con los principios de pluralidad y -
respeto. No se tolerarán opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que se consideren inaceptables.

4) Los mensajes publicitarios o sobre cuestiones no relacionadas con el tema de la entrada del Blog serán rechazados.

5) El Blog Los Viajes de Dora se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere
inadecuados.