Castillo de Santa Bárbara

abril 13, 2014

El Castillo de Santa Bárbara se encuentra ubicado sobre el Monte Benacantil, a 166 metros de altitud lindante con el mar, desde donde se divisa toda la bahía de Alicante y le confiere un gran valor estratégico.

En sus laderas se han encontrado restos arqueológicos de la Edad del Bronce, ibéricos y romanos, pero el origen de la actual fortaleza hay que buscarlo a finales del siglo IX con la dominación musulmana.

Las dependencias que hoy  se pueden contemplar se construyeron en su mayoría  durante los siglos XVI, XVII y XVIII, cuando el castillo medieval sufre importantes transformaciones para adaptarlo a las nuevas técnicas de la guerra, a la artillería de largo alcance, etc.

Los bombardeos que sufrió Alicante en 1691 por la escuadra francesa y las acciones bélicas llevadas a cabo contra el castillo durante la Guerra de Sucesión, con la ocupación del mismo por las tropas inglesas, afectaron gravemente a todo el recinto, que sufrió la última acción militar en 1873 cuando la fragata acorazada “Numancia”, en manos de rebeldes cantonalistas de Cartagena, lanzó sus proyectiles sobre la población y su castillo.

Hasta 1963 en que fue abierto al público estuvo en situación de abandono, después de haber sido usado como cárcel/campo de concentración durante y después de la Guerra Civil Española y, posteriormente, como refugio de mendigos. Fue en 1963 cuando se inauguraron los ascensores que hacen un recorrido por dentro de la montaña de 142,70 metros y a los que se accede por un túnel de 204,83 metros de longitud que nace en la avenida de Juan Bautista Lafora, frente a la playa del Postiguet.

Se distinguen varios recintos en el interior de la fortaleza. A lo largo del recorrido se podrán observar los diferentes elementos que integran cada uno de ellos, deteniéndonos en aquellos más significativos.

La parte más elevada del Monte Benacantil recibe el nombre de Macho del Castillo, y se corresponde con lo que fue la antigua Alcazaba Medieval. Bajo éste existía un espacio abierto de forma irregular conocido como el Albacar d’en mig, en el que durante la Edad Media  solía refugiarse la población de la villa y las tropas, protegiéndose también el ganado y el trigo. Estaba defendido por un frente de muralla con cuatro torres en su trazado: la del Cap Cerver o de la Matanza, Colomer, Santa Catalina y Sant Jordi. En los siglos XVI y XVIII se llevan a cabo importantes obras en el castillo que afectan a la estructura defensiva del Albacar d’en mig. Sus funciones defensivas primitivas desaparecen y surgen nuevos usos.

En una cota inferior aparece en el medievo otro recinto, quizá el más antiguo, de ahí su nombre de Albacar Vell, protegido con una línea de muralla en su parte oeste flanqueada por torreones. Aquí aún serán más importantes las obras realizadas durante el siglo XVI, convirtiendo el Castillo de Santa Bárbara, junto con el Fuerte de la Sierra de Bernia, en el ejemplo más relevante de la arquitectura militar renacentista en la provincia de Alicante.


Cómo llegar:

El acceso al castillo se hace a través de un ascensor excavado en la roca frente a la playa del Postiguet o bien a pie, en TURIBUS o en coche a través de una carretera convencional en la cara norte del monte Benacantil y cuyo inicio está en la calle Vázquez de Mella.

En la ladera del mismo frente al mar, se encuentra el Parque de La Ereta, un atractivo espacio al aire libre que cuenta con restaurante, una cafetería y una sala de exposiciones.

Desde él se disfrutan de unas vistas privilegiadas de la ciudad y de su casco antiguo, al que se puede acceder fácilmente a través de sus diversas puertas de acceso desde el parque.

Como curiosidad cabe decir que desde la Playa del Postiguet se puede observar en la montaña del castillo la forma del perfil de una cara, denominada “la Cara del Moro”. Esta es una de las imágenes más características de la ciudad.



Durante nuestro viaje de Semana Santa del 2014 a la provincia de Alicante, nos acercamos a la capital a disfrutar de un rápido paseo por la ciudad con la intención de disfrutar del mercadillo numismático de los domingos en la Plaza del Ayuntamiento.

Y aprovechando ese momento decidimos visitar el Castillo de Santa Bárbara en profundidad.

El Castillo de Santa Bárbara se encuentra ubicado sobre el Monte Benacantil, a 166 metros de altitud lindante con el mar, desde donde se divisa toda la bahía de Alicante y le confiere un gran valor estratégico.

Así que para llegar hasta él, tomamos un ascensor en el Paseo Marítimo que te lleva a la segunda planta del castillo.



El Castillo de Santa Bárbara es por superficie una de las más grandes fortalezas de traza medieval que existe en España. Ocupa toda la cumbre y buena parte de la ladera del monte Benacantil, mole rocosa que emerge junto al mar y cuya altitud máxima es de 166 metros. Su privilegiada situación desde la que se divisa a la perfección la bahía de Alicante y la antigua huerta, propició el que allí hubiera asentamientos humanos desde tiempos remotos. Su origen es musulmán y data de finales del siglo IX. Se muy rica historia, entre 1562 y 1580, en tiempos de Felipe II, se realizó su gran reforma obra de Antonelli y Palearo.

Se divide este castillo en tres recintos bien diferenciados:

El primero de ellos es el más alto, se le conoce por «La torreta», al encontrarse en él la vieja Torre del Homenaje, y tiene los vestigios más antiguos de toda la fortaleza, unos basamentos de los siglos XI al XIII. En este recinto contemplamos, entre otros, el llamado Baluarte de los Ingleses, así como otras dependencias: Parque de Ingenieros, Sala Noble, que fuera hospital, Casa del Gobernador, etc. La explanada más elevada es conocida como «Macho del Castillo»; en ella estuvo la antigua alcazaba.















También en esta zona se encuentra la Torre de Santa Catalina y la de Sant Jordi.





El recinto intermedio corresponde a las dependencias más importantes concluidas en 1580: Salón Felipe II, antiguo Cuerpo de la Tropa frente al amplio Patio de Armas a cuyas espaldas se hallan las ruinas de la ermita de Santa Bárbara, Cuerpo de Guardia, Baluarte de la Reina, etc.










Del siglo XVIII data el recinto inferior donde encontramos el Revellín del Bon Repós, que hace actualmente las funciones de aparcamiento y en el que se ubica el monumento al ilustre militar alicantino Félix Berenguer de Marquina que fuera capitán general de Filipinas y virrey de Nuevo México. El gran escudo de mármol blanco (siglo XVIII) que hay sobre la puerta de acceso al segundo recinto se hallaba en el Real Consulado del Mar, edificio destruido por una explosión.

Sin duda uno de los puntos más atractivos de la visita son las panorámicas de la ciudad de Alicante desde lo más alto del castillo.














Espero que os haya gustado el reportaje fotográfico.  cheers cheers

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

0 comentarios

Principios y normas de participación:

El Blog Los Viajes de Dora quiere favorecer la participación de todas las personas a través de sus comentarios, siempre bajo una exigencia de calidad que excluye insultos, descalificaciones y consideraciones no relacionadas con el tema en cuestión.

1) Son bienvenidos todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y la cali-
dad de este Blog.

2) La discrepancia y el contraste de pareceres son elementos básicos del debate. Los insul-
tos, ataques personales, descalificaciones o cualquier expresión o contenido que se aleje de los cauces correctos de discusión no tienen cabida en este Blog.

3) La política de moderación garantizará que sea acorde con los principios de pluralidad y -
respeto. No se tolerarán opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que se consideren inaceptables.

4) Los mensajes publicitarios o sobre cuestiones no relacionadas con el tema de la entrada del Blog serán rechazados.

5) El Blog Los Viajes de Dora se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere
inadecuados.