Visita a Lisboa - Día 6 ...Y llegamos a Mérida

julio 20, 2013

Acababa nuestra estancia en Lisboa, atrás un montón de fotos, muchos momentos inolvidables y muchos paisajes y monumentos increíbles en nuestra retina. De momento, hemos visitado cinco ciudades portuguesas: Lisboa, Sintra, Braga, Guimaraes y Valença y cada una a su manera nos han cautivado, pendiente tenemos ese tour que hace años estuvimos a punto de hacer por todo Portugal desde la frontera con Galicia hasta El Algarve, esperemos que algún año podamos hacer realidad ese sueño. 

En esta ocasión el Tom Tom pensó, porque a veces creo que piensa jeje, que ya que habíamos llegado a Lisboa por el puente Vasco da Gama, qué mejor manera que despedirnos de Lisboa por el puente 25 de abril, ese que tantas veces habíamos fotografiado desde innumerables puntos de la ciudad.

En el hotel, desayuno rápido, últimas fotos y check-out.

       

Llegando ya a la frontera, un cartel nos avisa de que estamos a punto de volver a España.



Y así llegamos a nuestro destino: la ciudad de Mérida, romana por excelencia, y rica en todo tipo de yacimientos arqueológicos de esa época. 

Estábamos alojados tan sólo una noche en los Apartamentos Capitolio en la Travesía de Cervantes, muy céntricos y muy nuevos. Justo al lado de los apartamentos hay un parking abierto al público que al estar hospedado en los apartamentos te aplican un precio especial, así que lo primero que hicimos fue dejar el coche en el parking, y hacer el check-in. Afortunadamente ya tenían la habitación preparada, así que después del viaje, nos apetecía descansar un poco hasta la hora de la comida. 





¡¡¡Por fin!!! Entendemos la tele, dijeron mis enanos.



Después de comer un menú normalito en un restaurante de los alrededores, empezamos nuestra visita a Mérida, si no la conocéis, os comento. Fue antigua ciudad romana Emérita Augusta fundada por orden del emperador Octavio Augusto en el año 25 a. C., para acoger a los soldados de las guerras cántabras. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1993, es una auténtica delicia para los amantes de los restos arqueológicos, en especial romanos.
Para visitar gran parte de los mismos, hay una entrada conjunta que permite el acceso, en uno o varios días, a todos los recintos monumentales y centros de interpretación gestionados por el Consorcio, como son el Teatro y Anfiteatro romanos, Alcazaba musulmana, Área Arqueológica de Morería, Cripta de la Basílica de Santa Eulalia, Circo romano, Casa del Mitreo y Columbarios. Al no tener fecha de caducidad, puedes dedicar varios días a la visita. El precio correcto: 12€ los adultos. 

Sigamos pues con la review. Nuestro primer destino fue el Teatro y el Anfiteatro, uf, os podéis imaginar la situación, a más de 40º de temperatura, y a plena solana, los pobres enanos y una servidora sólo intentamos buscar un lugar a la sombra en el que descansar. Por eso ya os anticipo que no hay tantas fotos nuestras porque cualquiera se ponía al sol, jeje.

Aún así, por supuesto, totalmente recomendable.

Primero el Anfiteatro que se inauguró en el año 8 a. C. En él se celebraban juegos gladiatorios y luchas entre animales o entre hombres y animales.





Y luego el Teatro, que estaba preparado para el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida que se celebra en el mes de agosto. La zona más espectacular del teatro es el frente de la escena, con dos cuerpos de columnas de mármol. Entre ellas, una serie de esculturas completaba la decoración: Ceres, Plutón, Proserpina y estatuas, con togas unas y con corazas otras, que se han interpretado como retratos imperiales.






Buscando la sombra en cualquier lugar y el fotográfo oficial fotografiado, jeje.





A ver si adivináis qué hicimos a continuación. Pues sí, a comprar botellas de agua porque estábamos casi deshidratados, jeje. 

Justo frente al Teatro y Anfiteatro, se encuentra el Museo Romano, aire acondicionado y un espacio increíble con multitud de restos de las excavaciones, ordenados por categorías, de forma muy didáctica. Y luego en el sótano del edificio, otros restos que han descubierto no hace mucho. 





Una vez ya repuestos de la visita al Teatro, gracias al agua que bebimos y al Museo, nos dirigimos a la Casa del Mitreo que se visita conjuntamente con los Columbarios (ruinas de tumbas romanas). La Casa del Mitreo se construyó a finales del s.I ó comienzos del s.II. Está pavimentada con uno de los mosaicos más interesante aparecido en la ciudad: el Mosaico Cosmológico.








Otro de los restos que están incluidos en la entrada conjunta son el Área Arqueológica de la Morería, situada junto al río Guadiana, y sobre la cual con unos pilares se ha construido el edificio de las Nuevas Conserjerías que sirve de cubierta a los restos arqueológicos.

El paseo a la orilla del Guadiana resulta muy agradable, y desde el mismo, puedes contemplar dos de los puentes de Mérida, el romano y el Puente Lusitania. 







Me encanta esta foto.



Puede que no estemos en Roma, pero la verdad es que no nos importaba.



Y por último, la Alcazaba Árabela que se inauguró en el año 835 y, en principio, sirvió para proteger a los gobernantes y súbditos musulmanes de las sublevaciones de la población emeritense, además de dominar el paso del puente sobre el río Guadiana. 







Mientras el valiente de Ángel se dispuso a visitar y fotografiar toda la Alcazaba incluso subiendo a las murallas desde donde puedo fotografiar los dos puentes de los que antes os he hablado, el resto, una servidora incluida, caímos agotados por el calor, una pájara monumental, ya daba lo mismo que bebiéramos agua o no, estábamos tan cansados que fuimos incapaces de dar un solo paso más y es que el calor de Mérida había conseguido vencernos y mira que eso es difícil, jeje.



Por último nos acercamos a la Plaza de España en donde cenamos en un Telepizza, bajo el aire acondicionado y al salir nos dimos cuenta dónde había estado todo el mundo, en casa refugiados del calor, de repente Mérida cobró vida y las calles y las plazas empezaron a llenarse de gente dispuesta a disfrutar del verano. 

Aún tuvimos tiempo de entrar en la Concatedral, fue una rápida visita pues aprovechamos después de misa y cerraban enseguida y el Arco de Trajano, antes de volver al apartamento a descansar. Aún nos quedaban unas horas en Mérida y otro destino que ya os desvelaré. 






Se acababan estas primeras vacaciones del verano 2013, hechas ya las maletas, desayunamos en el apartamento, hacemos el check-out y nos dirigimos a visitar algunos de los monumentos que nos habían quedado pendientes el día anterior como el Templo de Diana, el Foro o la Cripta de Sta. Eulalia. Las dos primeras están al aire libre por lo que su visita es gratuita, y la cripta está incluida en la entrada conjunta que habíamos adquirido el día anterior.







Y el siguiente punto sería el Circo Romano, uf, enorme, impresionante, sólo con imaginarse las carreras de cuadrigas en ese lugar se te ponían los pelos de punta.




Y al lado del circo, se encuentra el Acueducto de San Lázaro y los restos de unas termas romanas.



Nuestra visita a Mérida llegaba a su fin, así que volvimos al parking, nos subimos al coche y antes de partir, nos acercamos al Acueducto de los Milagros que se encuentra un poco más apartado y como ya estábamos algo cansados decidimos ir en coche pues en las inmediaciones se puede aparcar sin problema.





Y así terminamos nuestra visita a Mérida, pero aún nos quedaba una última escala antes de llegar a casa: Guadalupe.

Todo lo que empieza tiene un final y nuestro viaje de Julio 2013 llegaba a su fin.

Salimos de Mérida y en una hora y media más o menos llegamos a Guadalupe, y antes de llegar al pueblo vimos un restaurante piscina que por 8€ ofrecían un menú correcto, así que paramos y comimos para luego no tener que buscar por la localidad algún lugar decente. 








La cara de felicidad de mis hijos es por saber que por fin llegábamos a casa y ya podrían disfrutar del ordenador o X-Box a tiempo completo, jeje.

Nada más llegar a Guadalupe aparcamos el coche, no era cuestión de volver a quedarse atrapado en alguna callejuela sin salida.

Y desde lejos, ya podíamos ver el impresionante Monasterio.


Como todavía era pronto y aún no estaba abierto el Monasterio, entramos en la Hospedería, algún día espero poder hospedarme allí, una preciosidad y se respiraba tranquilidad y silencio.










Y dando la vuelta a todo el edificio, nos encontramos con la impresionante fachada del Monasterio, de estilo mudéjar. Y la Plaza de Santa María llena de tiendas, restaurantes, terrazas...



Accedimos al interior de la iglesia que es visita libre y gratuita. 


Y la famosa Virgen de Guadalupe, patrona de Extremadura.


Y a las 16:30 empezó la visita guiada, pues sí para ver las dependencias del Monasterio como la Sacristía, el Claustro, el Museo de Bordados, el Museo de Libros Miniados, o el Camarín de la Virgen, entre otros, hay obligatoriamente que ir en visita guiada, lo cual implicaba que "Fotos prohibidas", excepto en el claustro en el que una vez terminada la visita te dejan permanecer un rato para que puedas hacer fotos.

Siento ser descortés, pero sigo sin entender por qué puede fotografiar, sin flash obviamente, la Gioconda y sin embargo no puedo hacer lo propio con la maravillosa Sacristía del Monasterio de Guadalupe y los cuadros de Zurbarán que hay en su interior, si mi única intención es guardar un recuerdo de la visita y a través de este foro, mostrar a todo el mundo las maravillas de nuestro país. Sigo pensando que hay alguna otra razón "oscura" para no dejar hacer fotos sin flash que en ningún momento perjudica al cuadro o escultura o monumento.

En fin, que la visita muy interesante y el Claustro mudéjar con su templete de lo más fotografiado en España. 








Y a pesar de las protestas de los enanos y de que aún nos quedaban más de dos horas para llegar a casa, dimos una pequeña vuelta por el pueblo, nos gustó tanto que en breve lo incluiremos en nuestra lista de Los Pueblos más bonitos de España. Os dejo algunas fotos.








Y por último de camino a pocos kilómetros de Guadalupe, hicimos una breve parada en la Ermita del Humilladero construida a principios del siglo XV.



Y con esto termino la review de este viaje especial a Lisboa, Sintra, Mérida y Guadalupe de Julio 2013. Una pena que no dispusiéramos de más días para seguir descubriendo lugares tan increíbles como los que hemos visto y que guardaremos para siempre en la memoria. Y recordad lo que dice un viejo poverbio árabe: "Quien vive ve, pero quien viaja ve más".

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

0 comentarios

Principios y normas de participación:

El Blog Los Viajes de Dora quiere favorecer la participación de todas las personas a través de sus comentarios, siempre bajo una exigencia de calidad que excluye insultos, descalificaciones y consideraciones no relacionadas con el tema en cuestión.

1) Son bienvenidos todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y la cali-
dad de este Blog.

2) La discrepancia y el contraste de pareceres son elementos básicos del debate. Los insul-
tos, ataques personales, descalificaciones o cualquier expresión o contenido que se aleje de los cauces correctos de discusión no tienen cabida en este Blog.

3) La política de moderación garantizará que sea acorde con los principios de pluralidad y -
respeto. No se tolerarán opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que se consideren inaceptables.

4) Los mensajes publicitarios o sobre cuestiones no relacionadas con el tema de la entrada del Blog serán rechazados.

5) El Blog Los Viajes de Dora se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere
inadecuados.