Visita a Medinaceli

abril 07, 2012

Situada estratégicamente en la cumbre de un cerro, dominando el Valle del Jalón, la villa de Medinaceli es uno de los conjuntos patrimoniales más interesantes de la provincia.

El abandono progresivo que fue sufriendo esta importante población a partir del siglo XVI le ha permitido conservar sin apenas alteraciones su aspecto señorial, lo que supone uno de sus mayores atractivos.

Historia

Su origen se encuentra en la celtíbera Ocilis. En época imperial romana alcanzará su importancia estratégica por su situación, en la vía que une Caesaraugusta (Zaragoza) con Emerita Augusta (Mérida).

El emplazamiento es aprovechado por los árabes que la bautizan con el nombre de Medina-Occilis, del que deriva el actual Medinaceli. Del siglo X son los primeros datos históricos escritos de la villa. En aquella época era poderosa plaza árabe que Abaderramán III fortificó, repobló y convirtió en la capital de la Marca Media. Esta tierra, donde se cree que está enterrado Almanzor, será reconquistada definitivamente en 1123 por Alfonso "El Batallador". Alfonso VIII le otorgó fuero y reinando Enrique II se crea el condado de Medinaceli que será elevado a Ducado por los RR.CC.

Pasear por sus calles es trasladarse a otra época y disfrutar de su urbanismo con callejuelas estrechas, múltiples casonas nobiliares blasonadas construidas entre los siglos XVI y XVII que se mantienen en perfecto estado.



      













Plaza Mayor

La Plaza, de estilo castellano, alberga los dos edificios civiles más notables de la Plaza.





El Palacio Ducal del siglo XVI y XVII. Se puede visitar por dentro y alberga en su interior uno de los más interesantes mosaicos romanos encontrados en la Plaza. Precio: 2€.























La Alhóndiga es un edificio del siglo XVII que ofrece al exterior doble galería de cuatro arcadas cada una.


En la Plaza Mayor también se encuentra el edificio en el que está ubicada el Aula Arqueológica. Un espacio, para ver, sentir y comprender la historia de la Villa de Medinaceli.

Horario:

Del 1 de abril al 24 de julio y del 1 de septiembre al 8 de diciembre: Sábados de 11 a 14 y de 16 a 19. Domingos y festivos de 11 a 14. De martes a viernes, sólo visitas concertadas. Lunes cerrado.

Del 25 de julio al 31 de agosto: De martes a sábado de 11 a 14 y de 17 a 20. Domingos y festivos de 11 a 14. Lunes cerrado.

Entrada gratuita.
















Castillo. Reconstruido casi en su totalidad, apenas conserva restos de la primitiva alcazaba árabe. Fue residencia de los Duques de Medinaceli antes de la construcción de su palacio.


Beaterio de S. Román. Parroquia hasta 1558 y beaterio hasta 1939. Extraño edificio de planta rectangular, sin ábside ni presbiterio, que acentúa aún más la hipótesis de su origen no cristiano. De influencia oriental, pudo ser mezquita o más probablemente sinagoga.


Puerta árabe. Esta zona de la muralla se realizó bajo dominio musulmán entre 944 y 948.


Convento de Santa Isabel. Fundado en 1528 por las Clarisas que aún lo habitan, fue construido junto a la parroquia de S. Martín, de origen románico, reedificada en el siglo XVIII. Destaca su fachada y una sobria portada de arco escarzano. Desgraciadamente no pudimos acceder a su interior porque estaban limpiando aunque desde la Oficina de Turismo nos informaron que cerraba a las 19:00.




Se pueden comprar dulces y pastas elaborados por las Clarisas.

Colegiata. Construida sobre la iglesia románica de Santa María la Mayor. Se comenzó en 1561. De una sola nave, a la que se añaden varias capillas y de estilo gótico tardío, en el interior destacan la cripta románica, la rejería gótica de 1534, el altar mayor barroco, el Cristo de Medinaceli, que es una notable talla del siglo XVI y el órgano del siglo XVIII.



   

 
   





  

La colegiata se encuentra en fase de restauración. Desde este foro, os animamos a ayudar con una pequeña aportación a la reconstrucción de la colegiata si visitáis Medinaceli.

Actualmente en la Plaza de San Pedro se encuentra también otro mosaico romano protegido por una mámpara de cristal.








Arco Romano. Único en España de triple arcada, de notables dimensiones y simple decoración, ha perdido la cartera de bronce que nos hubiera indicado el año en el que fue eregido y a quien estaba dedicado. Se cree que pudo ser construido a mediados del siglo II d.C., siguiendo el modelo del arco de Trajano.


Una visita muy recomendable, callejear, colarse por los hechizos de la villa, descubrir la muralla que ya rodeaba la ciudad en época celtíbera, sentir el pasado en cada rincón y de paso disfrutar de una buena comida en la multitud de restaurantes que la villa de Medinaceli nos ofrece.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

0 comentarios

Principios y normas de participación:

El Blog Los Viajes de Dora quiere favorecer la participación de todas las personas a través de sus comentarios, siempre bajo una exigencia de calidad que excluye insultos, descalificaciones y consideraciones no relacionadas con el tema en cuestión.

1) Son bienvenidos todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y la cali-
dad de este Blog.

2) La discrepancia y el contraste de pareceres son elementos básicos del debate. Los insul-
tos, ataques personales, descalificaciones o cualquier expresión o contenido que se aleje de los cauces correctos de discusión no tienen cabida en este Blog.

3) La política de moderación garantizará que sea acorde con los principios de pluralidad y -
respeto. No se tolerarán opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que se consideren inaceptables.

4) Los mensajes publicitarios o sobre cuestiones no relacionadas con el tema de la entrada del Blog serán rechazados.

5) El Blog Los Viajes de Dora se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere
inadecuados.