Castillo de Chambord en el Valle del Loira

julio 04, 2009

El joven rey Francisco I tenía 25 años cuando inició en 1519 la enorme obra del Palacio de Chambord. Conservando en su diseño la apariencia de una fortaleza medieval (torre del homenaje flanqueada por cuatro imponentes torres, dos alas y una muralla que encierra el conjunto), Chambord constituye una síntesis sorprendente entre las formas heredadas de siglos anteriores y la arquitectura innovadora del renacimiento italiano. 

Pensado inicialmente como albergue de caza, la arquitectura de Chambord lo hizo en todo punto desmesurado: 156 metros de longitud, 56 de altura, 77 escaleras, 282 chimeneas y 426 piezas. Sin embargo, a pesar de sus dimensiones colosales, la silueta del palacio sigue siendo atractiva por su gracia y equilibrio. Entre todos los materiales utilizados para esta construcción, la toba es la que llama la atención del visitante pues, aunque fue utilizada en la mayor parte de los palacios del Valle del Loira, sin duda es en Chambord donde esta piedra calcárea, blanda y frágil, ha sido trabajada con mayor virtuosismo. 

Franciso I pasó en Chambord apenas 72 días durante sus 32 años de reinado. Nunca vio la obra terminada y a su muerte tan solo la torre del homenaje y el ala real habían quedado concluidas. Su hijo, Enrique II, así como Luis XIV, igualmente aficionados a la caza, dieron a Chambord el aspecto que hoy conocemos. 







Del castillo palacio destacamos las siguientes zonas:

Terrazas. Las terrazas del palacio ofrecen tanto el espectáculo de los tejados, simbiosis extraña del gótico flamígero y del renacimiento italiano, como un magnífico panorama sobre todo el paisaje de Chambord. 






El parque. El reciento está cerrado por un muro de 32 kilómetros de longitud y atravesado por seis puertas y tiene una superficie equivalente a París intramuros (5440 hectáreas). Hoy en día es el mayor parque forestal cerrado de Europa. Ha sido constituido en coto nacional de caza y contiene una variada fauna de animales muy numerosos en libertad total. 



La escalera. Una de las maravillas de Chambord. En el centro de la torre de homenaje se encuentra la famosa escalera de doble revolución, que lleva a los tres niveles del palacio. Está constituida por la unión de dos escaleras de tornillo que giran alrededor de un núcleo central hueco. Este conjunto es el apoyo de la torre y su linterna, coronada por la flor de lis. ¡Dos personas que recorran cada una un vuelo de escaleras podrán verse por las aperturas del núcleo, pero no se cruzarán jamás! El decorado esculpido es una de las obras maestras del renacimiento francés. Alrededor de la misma se comunican cuatro salas que forman una cruz y que se distribuyen cuatro partes de la vivienda.  Un diseño muy innovador que hace pensar que Leonardo da Vinci que había llegado a Francia a petición de Francisco I en 1516 haya podido ser uno de los inspiradores del proyecto. 




Aposentos de ceremonia. En 1680, para plegarse a las reglas de etiqueta que se impusieron bajo Luis XIV, se reunieron los dos aposentos situados a lo largo de la fachada norte y se condenó el vestíbulo del mismo costado. El resultado fue una sucesión de Sala de Guardias, primera y segunda antecámara, recámara de ceremonias y salas privadas. Como podéis ver en las fotos, en las salas se podía ver unos maniquíes vestidos con ropa de la época. 





Aposentos de la Reina. Fueron ocupados por las dos esposas sucesivas de Luis XIV, María Teresa de Autria y Mme de Maintenon. Están situados en la torre adyacente a los aposentos del Rey. Estaban compuestos por una sala de guaridas, dos antecámaras, recámara y salas privadas. 



Habitación del rey Francisco I. Habiéndose alojado inicialmente en la Torre del Homenaje, el rey decidió trasladar su habitación a una de las alas, compuesta por una recámara, dos gabinetes, un pequeño oratorio y una Sala del Consejo, con una superficie de 270 metros cuadrados. 






Aposentos del siglo XVIII. Nunca había estado Chambord habitado con tanta frecuencia como en el siglo XVIII. Estos aposentos fueron ocupados por los íntimos de Estanislao Leszczynki y del mariscal de Sajonia y luego por los gobernadores de Chambord. 



Capilla. La construcción de la capilla, en el mismo nivel de la habitación de Francisco I y empezada por él mismo, solo se concluyó bajo el reinado de Luis XIV con la dirección de Jules Hardouin Mansart. Su dimensión es excepcional y constituye la sala más grande del palacio. 


Fundación de la Maison de la Chasse et de la Nature. Chambord existe solo gracias a la afición de Francisco I por la caza y el segundo nivel del palacio está dedicado a estos temas. La zona norte muestra los diversos tipos de caza del siglo XVI, mientras que en las demás zonas, las colecciones de tapicerías sobre grandes mitos de la antigüedad relacionados con la caza nos hablan de la inextinguible fuente de inspiración que es este deporte para los artistas. 



Decoración de las bóvedas. Las esculturas de las bóvedas de las grandes salas del segundo nivel son un elemento insoslayable en la visita de Chambord; en ellas se asocian la F, monograma de Francisco I, con su emblema de la salamandra, animal mítico capaz de vivir en las llamas. 




     
     

El castillo está abierto todo el año, excepto el 1 de enero, el último lunes de enero y el 25 de diciembre. 

Horarios de apertura: De abril a octubre de 9:00 a 18:00 y de noviembre a marzo cierra a las 17:00. Último acceso 1/2 hora antes del cierre del castillo. 

Precio: 13€ la tarifa normal. 

Desde luego, de los castillos que visitamos por el Valle del Loira el más monumental y majestuoso. 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

0 comentarios

Principios y normas de participación:

El Blog Los Viajes de Dora quiere favorecer la participación de todas las personas a través de sus comentarios, siempre bajo una exigencia de calidad que excluye insultos, descalificaciones y consideraciones no relacionadas con el tema en cuestión.

1) Son bienvenidos todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y la cali-
dad de este Blog.

2) La discrepancia y el contraste de pareceres son elementos básicos del debate. Los insul-
tos, ataques personales, descalificaciones o cualquier expresión o contenido que se aleje de los cauces correctos de discusión no tienen cabida en este Blog.

3) La política de moderación garantizará que sea acorde con los principios de pluralidad y -
respeto. No se tolerarán opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que se consideren inaceptables.

4) Los mensajes publicitarios o sobre cuestiones no relacionadas con el tema de la entrada del Blog serán rechazados.

5) El Blog Los Viajes de Dora se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere
inadecuados.