Al norte en busca de fresco - Día 3

agosto 05, 2018

Nos despedimos de nuestro alojamiento durante el fin de semana con un desayuno potente. 




Nos ponemos en marcha con cierta tristeza, estábamos tan a gusto en la casa rural que bien nos podríamos haber quedado un par de noches más. Dirección: Pasaia Donibane. Aunque una servidora y familia ya lo conocíamos, sin duda el encanto de esta localidad marinera era suficientemente fuerte como para darla a conocer al resto del grupo viajero. 

Aparcamos sin problema en la calle Lezo-Bide donde hay un aparcamiento gratis puesto que no se puede entrar en el casco histórico a no ser que seas residente y empezamos nuestro paseo por el pueblo. 

     

La iglesia de San Juan Bautista estaba cerrada, luego a la vuelta había misa, así que no pudimos acceder a su interior. Pero sin duda, no es lo más importante de Pasaia. Seguimos por la calle principal hasta llegar a la Oficina de Turismo que es también la casa de Víctor Hugo en donde vivió el escritor y hay una exposición dedicada a él. Además puedes disfrutar de unas preciosas vistas de la bahía. 







Llegamos a la Plaza de Santiago, centro neurálgico de Pasaia, preciosa con sus casas con balcones de diferentes colores y diseños. 








A pesar del calor, seguimos avanzando hasta una especie de chiringuito cerca de la playa de San Juan, que en realidad es una preciosa cala. No tuvimos fuerzas para llegar al faro, pero desde luego disfrutamos de las preciosas vistas de la bahía en todo el paseo. 






Volvimos a la plaza y nos dispusimos montar en la barca que te lleva a Pasaia San Pedro, 0,80 por persona y trayecto. Además, pudimos ver una competición de traineras, qué emocionante. 







Por esta parte de la bahía, dimos otro paseo y nos acercamos a la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, a la que sí pudimos acceder a su interior. 

     


De vuelta al coche, decidimos hacer una parada para comer en Zumaia y así acercarnos a la playa en la que desembarcó John Snow en Juego de Tronos. 

Pero antes, a comer y hubiera sido un sacrilegio si estando de vacaciones por Guipuzcoa, no hubiéramos comido de pinchos, así que en el primer bar que vimos, entramos, nos sentamos y disfrutamos de unos pinchos riquísimos y variados. 









Y ya por fin, para dar terminado este fin de semana, y a más temperatura que en Juego de Tronos, llegamos a la playa de Zumaia para disfrutar del famoso Flysch, pero por desgracia ni por asomo llegó John Snow, jejejeje.




Una pena que no dispusiéramos de más tiempo para haber dado un paseo hasta las formaciones típicas el Flysch pero aparte de la hora, el calor era agobiante, cerca de 32º húmedos, impensable para el norte de España, claro que en Madrid habían estado a 45º. Sin duda, tendremos que volver y a ver si en otra ocasión, John Snow se digna a aparecer. Terminado este corto pero intenso fin de semana viajero de los 7 fantásticos y el Capitán América. 

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR

0 comentarios

Principios y normas de participación:

El Blog Los Viajes de Dora quiere favorecer la participación de todas las personas a través de sus comentarios, siempre bajo una exigencia de calidad que excluye insultos, descalificaciones y consideraciones no relacionadas con el tema en cuestión.

1) Son bienvenidos todos los comentarios que contribuyan a enriquecer el contenido y la cali-
dad de este Blog.

2) La discrepancia y el contraste de pareceres son elementos básicos del debate. Los insul-
tos, ataques personales, descalificaciones o cualquier expresión o contenido que se aleje de los cauces correctos de discusión no tienen cabida en este Blog.

3) La política de moderación garantizará que sea acorde con los principios de pluralidad y -
respeto. No se tolerarán opiniones insultantes, xenófobas, racistas, homófobas, difamatorias o de cualquier otra índole que se consideren inaceptables.

4) Los mensajes publicitarios o sobre cuestiones no relacionadas con el tema de la entrada del Blog serán rechazados.

5) El Blog Los Viajes de Dora se reserva el derecho de eliminar comentarios que considere
inadecuados.